Uncategorized

Amor y Estilo de Vida

¿Crees que hemos romantizado demasiado el amor?

¿Crees que todas esas comedias románticas de Hollywood han limitado el concepto del amor?

Escenas “perfectas” donde podemos ver parejas “desesperadas” el uno por el otro, parejas apasionadas que no pueden quitarse las manos de encima, con ese amor desmedido y mal entendido nos han hecho creer que las discusiones acaloradas, seguidas de días de sufrimiento los cuales terminan porque “no pueden vivir el uno sin el otro”, son el parámetro para definir la intensidad del amor en pareja.

Según google el amor es un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno.

He meditado en el tema del amor y honestamente creo que, el amor es cualquier cosa que tu necesites.

¿Estás triste? Llorar es amor, porque te ayuda a sanar.

¿Estás abrumado? Entonces el amor es paz, es serenidad.

El amor se convierte en lo que sea que tú necesitas que sea.

Todos esos sentimientos que te hacen sentir bien, que se sienten ligeros, que sientes que te levantan (love lift us up, como lo dice la canción de Joe Cocker).

Queremos encasillar al amor en un solo sentimiento, cuando creo que en realidad son muchos los sentimientos que lo componen; creo que la unión de todos estos sentimientos es lo que llamamos amor.

El sentir pasión por alguien lo etiquetamos como amor cuando es una representación del amor, es decir, una de las tantas caras del amor.

Los sentimientos que experimenta un padre o una madre al ver a su pequeño hijo es una mezcla de protección, ternura, gratitud, orgullo, etc. que al unirnos llamamos amor.

La alegría, diversión, ternura y mimos que nuestra mascota nos proporciona también son amor.

Y lo que puedo encontrar en común entre estos ejemplos, es que en definitiva el amor siempre nos hace sentir bien, nos hace sentir ligeros.

Damos etiquetas a todos los sentimientos para poder categorizarlos y entenderlos, pero todos los sentimientos ligeros que nos hacen sentir bien son amor en diferentes intensidades o vibraciones.

Si el amor es bienestar y estamos abiertos a ver el amor como un estilo de vida, entonces vivir en amor es vivir en bienestar.

El amor es más que la relación que tenemos con una persona o personas, el amor es un estilo de vida.

Esto significaría que, si amas a tu pareja le deseas y procuras bienestar, así como a tus hijos, padres, hermanos, amigos.

Si vivimos desde el amor siempre buscaremos lo mejor para nosotros y para los demás, esto implica estar consientes de que lo que es bueno a tus ojos no siempre es bueno a los ojos de los demás. Nos toca entender, comprender y respetar que el que los demás hagan lo que nosotros consideramos es para su bien es decisión de ellos y no debemos forzarlo ya que así dejaría de ser un acto de amor y pasaría a ser un acto de control.

Dejar de vivir desde el miedo para empezar a vivir desde el amor nos abre el panorama, no digo que sea fácil, pero el empezar a considerar la posibilidad de ver la vida desde otro ángulo puede cambiar nuestras vidas de alguna manera.

¿Qué es para ti el amor?

¿Qué es para ti estar bien?

¿Desde que sentimiento vives tu vida? (Desde el miedo, tristeza, enojo, alegría)

Te invito a regalarte una hora de tu día y escribir sobre estás preguntas, creo que es un ejercicio padrísimo para conocer mejor nuestra posición ante la vida.

En el siguiente post vamos a ahondar mas sobre este tema y lo ligaremos al amor propio.

Me encantaría saber que piensas si te late puedes mándame un mail a hola@seresuelvecaminando.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *